Greenpeace denuncia efectos de la pesca ilegal en el Océano Índico

165
Greenpeace - pesca ilegal.jpg
A devil ray is caught as bycatch in the net of Iranian flagged vessel fishing for tuna in the Northern Indian Ocean. These vessels often fish for tuna with 7 mile long gill nets, fishing with a gill net over 1.5 miles is illegal. Greenpeace is in the Northern Indian Ocean to bear witness to the destructive fishing practices of under documented fishing fleets which it is estimated cause the bycatch of 80-100,000 cetaceans per year.

Todavía se utilizan redes de deriva prohibidas hace 30 años por la ONU

La organización ambientalista Greenpeace denuncia que aún se utilizan redes de deriva, también conocidas como “paredes de la muerte” en el Océano indico. Las mismas han sido prohibidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde hace 30 años. Uno de los impactos más grandes es la disminución de la población de tiburones en está parte del mundo.

Durante una investigación realizada por tres semanas en febrero 2021, han documentado como barcos iraníes utilizan este tipo de redes para sus labores. Resaltan, la captura accidental de especies en peligro de extinción como las rayas del diablo.

Los barcos contactados por la organización utilizaban redes de 8 km de longitud y más de 11 kilómetros de profundidad.

Sin marco legal

Actualmente no existe un marco general o integral para proteger la vida marina en altamar, a pesar de que el 64% de los océanos se encuentran en aguas internacionales.

También, la pesca en el Océano Índico representa aproximadamente un 15% de las capturas a nivel mundial.

El Mundo Ecólogico / Greenpeace