El papel de las regiones contra el cambio climático en los Pirineos

299
Pirineos

El proyecto OPCC ADAPYR lucha contra el impacto climático en la cordillera

En Bilbao se celebró el 4º Coloquio Internacional sobre Cambio Climático en Zonas de Montaña, un evento centrado en presentar los resultados del proyecto OPCC-ADAPYR. Euskadi, Navarra, Aragón, Cataluña, Andorra y las regiones francesas de Occitanie y Nouvelle-Aquitaine, son quienes impulsan este proyecto.

Durante dos jornadas, sus socios han desgranado dos años y medio de trabajo, además de otras acciones que gobiernos y entidades de los Pirineos llevan a cabo para frenar el impacto climático en la cordillera.

Uno de los hitos del proyecto OPCC-ADAPYR ha sido la creación de la primera estrategia transfronteriza de adaptación al cambio climático en Europa (EPiCC), pero también el fortalecimiento de esa gran red de cooperación interregional.

En el evento se ha puesto de manifiesto que, sin ella, recopilar y poner en común datos climáticos a ambos lados de los Pirineos sería imposible. Todo ese trabajo, análisis y conclusiones, se han expuesto a lo largo de las dos jornadas.

Coloquio contra el cambio climático

El director de Asuntos Europeos del Gobierno Vasco y secretario general de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), Mikel Antón, inauguró ayer el coloquio destacando que el OPCC es “una herramienta fundamental para dar respuesta al reto climático”.

Le acompañó Amaia Barredo, viceconsejera de Sostenibilidad Ambiental del Gobierno Vasco, quien subrayó que “necesitamos aumentar la ambición y el ritmo de la acción política” para hacerle frente.

La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Valvanera Ullegui, también participó en el coloquio, y puso de manifiesto que el cambio climático “es un reto científico y técnico, pero también político y sobre todo social”. Según la experta, las emisiones siguen creciendo y, aunque los acuerdos internacionales no son suficientes.

Esta idea la remarcó Pedro Arrojo, relator de la ONU: “Las presiones de privatización, mercantilización y financiación del agua, la pandemia del COVID-19 y los gases de efecto invernadero aceleran el cambio climático. No cambiaremos esto si no dedicamos política y fondos a la educación social”.

Grupo OPCC y ADAPYR

Políticas y estrategias de colaboración

Luis Nunes, WIGOS scientific officer de la OMM, explicó los objetivos que persigue su organización “mejorar el intercambio de datos de observación entre países y regiones, así como apoyar el establecimiento de consorcios entre países”. En este marco, la colaboración interregional que ha permitido y facilitado el proyecto ADAPYR se vuelve fundamental.

El primer bloque de este 4º Coloquio Internacional sobre Cambio Climático en las Zonas de Montaña se centró en la cooperación y el desarrollo de la acción climática en Europa. Desde la Comisión Europea, Peter Löffler se centró en la estrategia europea de adaptación al cambio climático.

En este sentido, Löffler se refirió al último informe del IPCC para poner de manifiesto que “no estamos ni cerca de los objetivos del Acuerdo de París de limitar en 1,5 grados el aumento de la temperatura del planeta”.

Natalia Uribe, de Regions4, abordó el objetivo de la red mundial de gobiernos regionales, y resaltó la importancia de la acción transfronteriza y el papel de las regiones para poner en marcha acciones sectoriales con el foco en lo local.

Plataformas de conocimiento y acuerdos

Se trata de una iniciativa pionera puesta en marcha hace 10 años, que complementa las ya desarrolladas por las regiones, y ha sido codiseñada mediante un proceso abierto donde los representantes de cada territorio han tenido un papel muy importante.

Se presentaron plataformas de recursos climáticos en el territorio de la CTP. Entre ellas Climate Adapt, que tiene el objetivo de apoyar la resiliencia territorial convirtiendo la información en conocimiento.

La plataforma ofrece información sobre políticas a nivel europeo, sobre otros niveles de gobernanza, o información sobre políticas trasnacionales. Otra de ellas, AdapteCCA, nacida en 2013, tiene el objetivo de reunir conocimiento técnico hasta entonces muy disperso.

En 2016 se inició el proyecto LIFE SHARA, enfocado a su vez en la mejora del conocimiento en materia de cambio climático y adaptación y fomentar su accesibilidad pública. En el caso de Euskadi, María del Mar Alonso (Ihobe) destacó la Estrategia KLIMA 2050 y el proyecto LIFE Urban Klima 2050.

Preservación del territorio pirenaico

OPCC-ADAPYR, ha tenido el objetivo de actuar en favor de la preservación del territorio pirenaico frente a las consecuencias del calentamiento global con la cooperación interregional como herramienta.

Dentro del proyecto se ha desarrollado una plataforma basada en el usuario, en la transparencia, el intercambio de información y el trabajo colaborativo. Esta herramienta sirve también para capitalizar y actualizar toda la información que generan los diferentes proyectos que analizan la adaptación al cambio climático en las zonas de montaña.

Se trataron los acuerdos y la cooperación en información climática. En este espacio se presentó el Boletín de Cambio Climático de los Pirineos BICCPir, que tiene como objetivo informar sobre la evolución temporal de diversos indicadores de cambio climático en los Pirineos y su impacto en los distintos sistemas, destinado a usuarios diversos.

Representantes de SMC, Euskalmet, Meteo France, AEMET, SMA y OMM destacaron la búsqueda de mecanismos clave para la colaboración entre las diferentes agencias meteorológicas para la unificación de una metodología para la recopilación de datos y su difusión.

Guías para hacer frente a datos alarmantes

El proyecto OPCC ADAPYR también ha generado herramientas de apoyo a la adaptación al cambio climático a todos los niveles. Se trata de una gran fuente de transferencia de conocimientos que se facilitan a agentes de todos los niveles, desde ayuntamientos hasta gestores de espacios forestales.

Los documentos, proyectos y guías presentados abarcan ámbitos que van desde los recursos hídricos hasta la acción local. El cambio climático reducirá los recursos hídricos y ya está teniendo efecto sobre su régimen estacional: hay mayores caudales porque nieva menos y llueve más.

Todos los espacios y especies no reaccionan de la misma forma. Con el programa FLORAPYR, y con un 5% de la flora en los Pirineos amenazada, se han definido tres objetivos: observar y comprender los fenómenos de riesgo, analizar y mejorar las prácticas de gestión y favorecer la difusión de los conocimientos y su acceso.

Otro programa mostrado es ECOVARS, dedicado a la restauración ecológica de los suelos: Se trata de reforzar los suelos de las áreas de montaña que ya existen, de reconstituir suelos más sanos que recobren su capacidad de almacenar carbono gracias a una flora mejor adaptada.

Educación ambiental como prioridad

Uno de los ejemplos mostrados ha sido el proyecto de ciencia ciudadana Phènoclim, que consiste en la observación de un número determinado de especies, en momentos determinados del año, por parte de las personas que se apuntan.

La educación ambiental es una necesidad que Phillipe Serre (LO/REPV) consideró prioridad.  Para ello el organismo Pirineos Vivos, del que forman parte 85 asociaciones de las regiones pirenaicas, ha desarrollado diferentes herramientas pedagógicas en el marco de ADAPYR con el objetivo de proponer estratégia general en materia de Cambio Climático.

En ese sentido se presentó la Estrategia Pirenaica de Educación Ambiental vinculada al EPEA y la EPiCC con actividades dirigidas a público general, escolar y docente, sector productivo, asociativo y equipos de gobierno.

También se dio a conocer un kit pedagógico realizado entre POCTEFA ADAPYR y la fundación guipuzcoana NATURKLIMA que actúa en la adaptación y ampliación del dossier pedagógico y la creación de un Scape Game sobre Cambio Climático para todo el Pirineo, junto con un audiovisual interactivo que muestra como se vería dentro de 20 años.

Evolución glaciar

El Mundo Ecológico / OPCC