El “Bosque Pocoyó” suma 3.000 nuevos árboles  

151
Bosque Pocoyó

De los 15.000 árboles se habrán plantado más de 4.000 diferentes especies como el acebuche, la palmera canaria, la sabina o el drago

El proyecto “Bosque Pocoyó” inicia una nueva fase de reforestación para plantar 3.000 nuevos árboles en el área recreativa de San José del Álamo, cercana a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Esta iniciativa destinada a combatir el cambio climático y a dejar un legado verde a las futuras generaciones, es el primer espacio natural inspirado en la serie de animación infantil reconocida a nivel internacional.

“Bosque Pocoyó” es un proyecto sin ánimo de lucro, que arrancó en el mes de noviembre de 2020 con la plantación de sus 1.000 primeros árboles, y que suma ahora otros 3.000 nuevos ejemplares. Tras los incendios del verano de 2019 en Gran Canaria, Zinkia, productora de Pocoyó, y el estudio de animación canario KOYI Talent (que ha sido recientemente adquirido por Zinkia), decidieron impulsar y dar a vida a Bosque Pocoyó para crear un entorno de sensibilización medioambiental, con un enfoque formativo y lúdico.

La plantación de los 3.000 ejemplares que contempla esta segunda actuación corre a cargo Foresta (Fundación Canaria para la Reforestación), en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria a través de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (SPEGC). Esta nueva etapa del proyecto de reforestación cuenta además con el apoyo de Fundación Aladina y de su fundador Paco Arango.

Así en nombre de Aladina se plantarán 500 ejemplares. En sus inicios, Bosque Pocoyó contó también con el apadrinamiento y el respaldo del grupo canario “Efecto Pasillo” y del divulgador Javier Santaolalla.

Recuperar los bosques termófilos de Gran Canaria

De los 15.000 árboles que incluye el proyecto, con esta nueva actuación, se habrán plantado más de 4.000 ejemplares que pertenecen a diferentes especies como son el acebuche, la palmera canaria, la sabina, el drago, la retama, o los almácigos y lentiscos.

San José del Álamo forma parte del Paisaje Protegido de Pino Santo, que se distingue sus bosques termófilos y que ha sufrido históricamente una importante deforestación. Solo se conserva un 2,6% de las más de 40.000 hectáreas de la isla de Gran Canaria que se estima que estarían cubiertas por este ecosistema y sus especies.

En esta segunda fase de actuación se repoblará una parcela de cinco hectáreas con 3.000 ejemplares de diferentes especies. “Estamos muy satisfechos de poder plantar estos 3.000 nuevos árboles en la isla gracias al apoyo del Cabildo, de la SPEGC y de Foresta, y de continuar con el legado de Bosque Pocoyó en Gran Canaria”, apunta Víctor M. López, director general de Zinkia.

Cualquiera puede participar y apadrinar un árbol

El vínculo de Pocoyó con Gran Canaria se inició en el año 2019 cuando Zinkia y la productora canaria KOYI inauguraban un estudio de animación en las instalaciones de la Sociedad de Promoción de Gran Canaria ubicadas en el Recinto Ferial de Canarias (Infecar), desde donde han llevado a cabo la producción de la última temporada de la serie.

Unos lazos que se han hecho aún más fuertes tras dar vida al nuevo episodio de Pocoyó “Isla Dragón”, una coproducción llevaba a cabo con el Cabildo de Gran Canaria, a través del Patronato de Turismo, para promover la isla como destino turístico familiar entre los viajeros internacionales.

Bosque Pocoyó es una iniciativa abierta a cualquier persona u organización que quiera participar en el proyecto y apadrinar un árbol. Para ello, a través de www.pocoyo.com/bosque, se expide un certificado que identifica el ejemplar y que garantiza la plantación, así como su cuidado mediante los tres primeros riegos para certificar su viabilidad.

El Mundo Ecológico / Zinkia / Pocoyó