Biocultura Madrid, la feria responsable contra el caos ambiental

24
Biocultura Madrid 2022 IFEMA

Biocultura Madrid 2022, el centro de la alimentación ecológico y el consumo responsable abre sus puertas del 3 al 6 de noviembre en IFEMA

El próximo jueves 3 de noviembre abrirá sus puertas, en Ifema, la 37ª edición de BioCultura Madrid 2022. La feria vuelve con renovados bríos y sacando músculo en ecoactivismo, actividades, empresas expositoras y nuevas formas de reivindicación.

Ante la emergencia climática que nos asola, y ante otros problemas que siguen acuciando a la Humanidad (como los pesticidas y otros productos nocivos en la alimentación), BioCultura llega con propuestas, soluciones viables e imaginación.

Una de las características de la sociedad de masas es que se empeña en demostrar que todo está controlado ante la opinión pública. Pero no es cierto. Cada vez más problemas, de toda índole, asolan a la población.

Emergencia climática

Por un lado, la emergencia climática. Por otro lado, la cada vez más desoladora extinción de especies. Por no hablar de los problemas de salud humana derivados de una alimentación cada vez más industrializada. O la sequía, los incendios, la falta de recursos hídricos, las guerras, la contaminación por plásticos, los residuos nucleares, etc.

El mundo se encuentra a un tris de una colapso climático, energético, alimentario, social, migratorio… Por otro lado, son los inversores de las grandes corporaciones los que, mediante sus lobbies, continúan gobernando directa e indirectamente las grandes instituciones internacionales y los gobiernos de los diferentes estados.

Nuestra sociedad camina alegremente hacia el caos absoluto mientras unos pocos siguen llenándose los bolsillos y poniendo en peligro una vida digna para las generaciones venideras.

Resistencia, Resiliencia

En ese marco, un contexto cada vez más distópico, BioCultura sigue apostando por la alegría, por la ilusión y por la esperanza. Por ello, una vez más, como cada otoño, llega a Madrid cargada con un montón de claves, viables y factibles, para darle la vuelta a la situación y emprender caminos de sostenibilidad real y redentora.

Para Montse Escutia, que forma parte del comité de selección de la feria, la cosa está clara: “Hay una serie de empresas que continúan apostan por la petroadicción y las fórmulas obsoletas. Nunca podrán entrar en BioCultura. Sin embargo, hay otro tipo de ecoemprendedores y de empresas que sí apuestan por la salud, tanto de los consumidores como del medio ambiente. Ellos son los protagonistas de BioCultura.

Son los que han dejado de hablar y han pasado a la acción. Somos la resistencia, la resiliencia… El mundo que se acaba está dando sus últimos coletazos de muerte y destrucción. Y, al mismo tiempo, surge otro universo nuevo lleno de luz y de esperanza, que, en cierta forma, queda simbolizado en el movimiento ‘bio’ que venimos promocionando desde hace 40 años”.

“Sítopia”

El concepto de “Sitopía”, de Carolyn Stell, nos explica de qué manera, a través de cambios notables en la alimentación, la Humanidad va a poder sobrevivirse a sí misma. Pero, como explica Stell, esos cambios tienen que ser urgentes, significativos y profundos. Ángeles Parra, directora de BioCultura, señala que “es lo que venimos advirtiendo desde hace 40 años.

Una alimentación ecológica, de carácter local, artesanal, de temporada y más vegetal que animal daría salud a nuestros organismos y a nuestros ecosistemas, ahorraría mucho dinero a la Seguridad Social, le devolvería la vida y la alegría a nuestros pueblos y a nuestras eco-nomías, además de enfriar el clima y proteger nuestra tan diezmada biodiversidad.

Hasta ahora, todo lo que hemos ido advirtiendo se ha ido cumpliendo. Hay unanimidad en la ciencia más independiente y comprometida. Si nuestros cambios no son urgentes, los escenarios a los que nos enfrentaremos serán cada vez más apocalípticos y distópicos.”

Por una eco-nomía verde

El mundo clama por “una eco-nomía verde”. Juan Carlos Moreno, director técnico de BioCultura, aclara que “la eco-nomía que necesitamos es la economía que representa BioCultura. Es decir, una sociedad volcada en la sostenibilidad real y la salud. Una eco-nomía centrada en la salud y no en los beneficios económicos. Hemos congregado en BioCultura a un sinfín de empresas que representan un futuro verde y esperanzador. Y hemos organizado más de 300 actividades, de todo tipo, que nos dan las claves para esta nueva cultura que sí representa una transición hacia un futuro posible y digno”.

Biocultura / Vida Sana