Microorganismos para la biodegradación del plástico

14
SUSTAINABLE INNOVATIONS

Uplift, un proyecto con innovaciones tecnológicas para impulsar el embalaje circular de plástico en el sector de alimentos y bebidas

Distintas organizaciones están en la línea buscar soluciones sostenibles con microorganismos para llevar a cabo la  biodegradación del plástico.

Sustainable Innovations y Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, son los dos socios españoles implicados en la ejecución de Uplift, un nuevo proyecto financiado en el marco del Programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, que busca potenciar la circularidad en el sector del envasado de alimentos y bebidas.

El concepto general de Uplift se centra en despolimerizar biológicamente los residuos de envases plásticos, tanto de origen biológico como fósil, y convertirlos en polímeros más sostenibles medioambiental y fácilmente reciclables mediante un enfoque de biorrefinería.

Uplift abarcará toda la cadena de valor de los envases plásticos, desde la producción de monómeros y la fabricación de materiales de envase, hasta las soluciones para el final de su vida útil.

Nuevos procesos enzimáticos y microbianos

Un ejemplo de aplicación es la reutilización y el reciclaje que son cuestiones de ámbito socioeconómico, de salud, de calidad, normativos y de estandarización relacionadas con los procesos actuales.

En este contexto, el proyecto busca impulsar el desarrollo y validación de nuevos procesos enzimáticos y microbianos para el uso sostenible de plásticos en aplicaciones de envasado de alimentos y bebidas.

El proyecto será probado y evaluado desde un punto de vista técnico, ambiental y socioeconómico.

Un trabajo de 48 meses

Sustainable Innovations y Aimplas forman parte de un consorcio en el que participan un total de quince socios procedentes de ocho países europeos diferentes.

Todos ellos trabajarán conjuntamente durante 48 meses, contribuyendo al desarrollo de una industria europea de envases de plástico más circular.

UPLIFT sentará las bases científicas y una prueba piloto inicial para alcanzar una demostración a escala industrial entre 2025 y 2030. Esto aumentará sustancialmente las tasas de reciclaje futuras, ya que los envases plásticos se convertirán en una fuente de productos químicos valiosos.

Mejorar los procesos de reciclaje

En este proyecto, Sustainable Innovations lidera las estrategias de explotación e investigación de mercado, el desarrollo de materiales e-learning y programas de capacitación, así como la elaboración e implementación de un plan de comunicación y difusión.

“Estamos contentos de formar parte de un proyecto que mejorará la circularidad y la sostenibilidad de la Industria Europea del embalaje de plástico, poniéndola en primer plano a nivel mundial”, afirma Jesús Serrano, director general adjunto de Sustainable Innovations.

“La circularidad y el reciclaje del plástico es una de nuestras principales áreas de especialización, gracias a nuestro trabajo en otros proyectos como PLAST2bCLEANED y REMADYL, que buscan mejorar los procesos de reciclaje para diferentes tipos de plásticos y polímeros”.

“En REMADYL, también tenemos el placer de trabajar de cerca con Aimplas, por lo que estamos muy contentos de contar con su experiencia en este nuevo proyecto “.

Participará en la selección de microorganismos para la biodegradación

Aimplas es el responsable del nuevo desarrollo de las cadenas de suministro dentro del reciclaje, el sector químico y sectores relacionados, además de proporcionar herramientas clave para impulsar la replicabilidad y transferibilidad de nuevos modelos y procesos de negocio.

También participará en la selección de microorganismos para la biodegradación y liderará el escalado de la producción de nuevos polímeros más sostenibles, entre otros aspectos.

“Para Aimplas es un orgullo participar en proyectos como Uplift en el marco de economía circular para conseguir mejorar nuestra vida cotidiana y en general nuestra Sociedad, aportando soluciones innovadoras en el sector de los plásticos” asegura Belén Monje, Responsable del grupo de Tecnología Química e investigadora principal del proyecto en Aimplas.

Alto potencial de sustitución técnica para envases plásticos

Los plásticos utilizados en el envasado de alimentos y bebidas se producen con una variedad de polímeros en combinación con aditivos específicos para cumplir con los requisitos funcionales y de diseño de cada fabricante.

Esta diversidad puede complicar el proceso de reciclaje, hacerlo más costoso y afectar la calidad y el valor del plástico reciclado.

Ante esto, existe la necesidad de desarrollar mejoras tecnológicas en el sentido de mejores prácticas de fabricación y procesamiento de estos materiales plásticos para facilitar la correcta gestión del residuo.

El Mundo Ecológico  / Sustainable Innovations