Un robot que recoge los microplásticos marinos

27
robot Clean-Dock reduce microplásticos

Mares Circulares apuesta por el prototipo Clean-Dock para evitar que los residuos plásticos afecten a la fauna marina

Las pruebas del prototipo de robot Clean-Dock para la limpieza de microplásticos en puertos, diseñado por la start-up Semillas del Cantábrico, han finalizado con éxito.

Se trata de un proyecto apoyado por el programa Mares Circulares de Coca-Cola en España y Portugal y cofinanciado por The Coca-Cola Foundation.

Gracias a este robot, es posible reducir el impacto de microplásticos sobre el medio ambiente marino en las zonas portuarias. Evitando así, que lleguen estos residuos a alta mar y afecten a su fauna.

El robot recolectó 2.523 microplásticos durante pruebas de desarrollo

Semillas del Cantábrico ha estado probando el prototipo Clean-Dock en el puerto de Gijón. Durante el mes y medio en el que se estuvieron desarrollando las pruebas, el robot logró recoger un total de 2.523 piezas de microplásticos de entre 80 y 1.400 micras (μm).

En cuanto a macro residuos se recolectó un total de 16 Kg de los cuales, 7 Kg corresponden a plásticos y, a su vez, 2 Kg pertenecen a la categoría PET (tereftalato de polietileno), usado en envases de bebidas.

El prototipo Clean-Dock ha demostrado su eficacia en la recogida de residuos marinos localizados hasta un metro de profundidad en las dársenas portuarias, donde otros medios de recuperación no pueden llegar a actuar.

Los expertos consideran que este prototipo puede ser utilizado en materia de prevención antes de que los residuos lleguen a alta mar, donde la recolección es bastante más laboriosa.

robot Clean-Dock reduce microplásticos

Eficacia del proyecto Clean-Dock

Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, afirma que “los resultados obtenidos evidencian el buen resultado del uso de este prototipo. Permite una recolección y caracterización desde los macro residuos hasta los microplásticos de un tamaño de hasta 80 μm. No solo permite una labor eficiente, sino también la retirada sistemática de estos elementos, que generan un impacto negativo en la biodiversidad”.

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, apunta que “gracias al funcionamiento del prototipo y a las pancartas instaladas en el paseo marítimo de Gijón los viandantes han mostrado su interés por la labor realizada por Clean-Dock. Esto contribuye a la sensibilización y concienciación sobre los residuos marinos y su origen y, además, ha servido para difundir la labor que se hace a través del programa Mares Circulares”.

Gonzalo Viñuela Mori, director de Operaciones de Semillas del Cantábrico indica que “entre los macro residuos recuperados durante el funcionamiento del prototipo, destacan piezas de plástico de entre 2,5 y 50 centímetros, así como bolsas de plástico, asociadas a la actividad humana. Los microplásticos más frecuentes entre las muestras analizadas son fragmentos, fibras y esponjas, clasificados como secundarios; es decir, derivados de la degradación de objetos plásticos de mayor tamaño”.

Clean-Dock un modelo de economía circular

Este proyecto, llevado a cabo con el prototipo Clean-Dock, forma parte de la apuesta por la innovación en la recogida de residuos promovida por Mares Circulares.

Esta iniciativa trabaja para alcanzar un modelo de economía circular a través de tres mecanismos: limpieza, sensibilización e integración en la cadena de valor.

Las limpiezas son llevadas a cabo en tierra por voluntarios, en fondos marinos con barcos y ahora también puede llegar a puertos, gracias a Clean-Dock.

El Mundo Ecológico / Mares Circulares