La propuesta Net Zero tiene un objetivo sin un rumbo claro

12
Contaminación

Se busca neutralizar las emisiones de gases de efecto invernadero de las empresas en sus productos y servicios

Para combatir el cambio climático, los gobiernos, las empresas, las organizaciones y las personas deben reducir sus emisiones de los 6 gases de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidroclorofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6), tutelados por el Protocolo de Kioto.

Ante esto, el presidente Joe Biden, dentro de sus primeros actos de gobierno, regresó al Acuerdo de París publicado en el 2015 que refuerza la respuesta del mundo ante el cambio climático, manteniendo el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados centígrados.

De manera paralela, Larry Fink, CEO de BlackRock, mandó una carta a las empresas que apoya financieramente (más de 400 en 100 diferentes países) para disminuir sus emisiones con una estrategia llamada “carbón neutral” o “Net Zero” en inglés.

¿Qué propone esta estrategia?

Busca neutralizar las emisiones de gases de efecto invernadero de las empresas en sus productos y servicios. Este camino lo ha tomado la política internacional y las empresas en el mundo, con esto, hemos visto que el cambio climático se ha convertido en una estrategia global, ya que la única forma de disminuirlo es con la participación de todos los actores en del planeta. Algo similar a lo que se ha vivido con la pandemia y la COVID-19.

Ante esto, empresas han decidido publicar declaraciones en donde dictan que alcanzarán el Net Zero para 2030-2050, sin embargo, no dicen cómo lo harán.

El principal reto que se plantea es justamente el “cómo” desarrollarán esa acción, además, no se tiene noción de quién dará seguimiento para el cumplimiento de estas metas, siendo un esfuerzo que se establece de 10 a 30 años. Estas declaraciones se comprometen a disminuir el 50% de sus emisiones al 2030 y el 100% de sus emisiones al 2050.

Contaminación

Necesarias las metodologías basadas en la ciencia

Esto abre un campo de oportunidad para la iniciativa privada, el gobierno y las instituciones de educación superior para establecer metodologías que permitan avanzar y, por añadidura, hacer una rendición de cuentas transparentes que den a conocer los indicadores, objetivos, metas y resultados que se establecen con el fin de alcanzar el carbón neutral en 2050.

Para lograr esta estrategia, se necesitan metodologías basadas en la ciencia que disminuyan las emisiones de gases de efecto invernadero y absorban el carbón que se encuentra en la atmósfera. Estas dos estrategias de mitigación, nos permitirán avanzar hacia el Net Zero.

Con ello, todos los países deben establecer una agenda gubernamental que permita alcanzar estos objetivos. Para esto, el presidente ofreció el programa “sembrando vida” que, a través de la fotosíntesis captura el carbón atmosférico, 1 de los 6 gases de efecto invernadero,

Por otro lado, se está construyendo la refinería Dos Bocas y se inició el proceso para la compra de la Deer Park de la empresa privada Shell en Estados Unidos, que busca la autonomía de las gasolinas en México; combustible fósil que iniciará una fase de desuso, ya que la industria automotriz se está planteando como meta aumentar considerablemente la oferta del número de carros híbridos para el 2025.

Contaminación

Las universidad apuestan por procesos Net Zero

Las universidades en diferentes escuelas y facultades ante esta oportunidad, han comenzado a establecer protocolos de investigación que permitan aplicar con base en ciencia metodologías Net Zero para diferentes mercados y empresas de productos y servicios.

Hasta ahora las estrategias en materia de adaptación y mitigación de gases de efecto invernadero se ha mantenido en la mayoría de los países como instrumentos voluntarios y económicos, sin embargo, en el futuro se prevé el aumento de instrumentos de comando y control.

En México, esto ya es una realidad con la publicación de la Ley general de Cambio Climático y el seguimiento por parte del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

El Mundo Ecológico / Dr. Miguel Ángel Santinelli Ramos, Director de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac